In Wonderland: Mujeres surrealistas en México y los Estado Unidos

Publicado: 27 de septiembre de 2012 en Exposiciones
Etiquetas:, , , , , ,

El Museo de Arte Moderno del INBA presenta una revisión de artistas mujeres en Estados Unidos y México, vinculadas al Surrealismo a partir del 4 de octubre de 2012 y hasta el 13 de enero de 2013 teniendo como punto de partida la difusión de esa corriente en América y los distintos ámbitos de desenvolvimiento del rol femenino a lo largo del siglo XX, que se vieron reflejados en obra visual y plástica.

 Las líneas temáticas y de acercamiento hacia las obras incluidas en la muestra son: la influencia  de los imaginarios que articula el famoso relato  de Lewis Carroll, Alicia en el país de las maravillas; identidades y retratos; cuerpo; creatividad; romance y espacio doméstico; juegos e innovaciones técnicas; tierra, nativos y mitos; abstracción; política y feminismo.

Estas piezas fueron realizadas en su mayoría entre la década de 1930 y la de 1970, por creadoras como: Maya Deren, Sylvia Fein, Lee Miller, Yayoi Kusama, Dorothea Tanning, Frida Kahlo, Remedios Varo, Rosa Rolanda, Helen Lundeberg, Gertrude Abercrombie, Alice Rahon, Kay Sage, Louise Bourgeois, Leonora Carrington, Ruth Bernhard, Lola Álvarez Bravo y Kati Horna, entre otras, entre otras, sumando un total de 48 artistas.

La muestra se ha manejado con una itinerancia que tuvo como primera sede el museo LACMA en la ciudad de Los Ángeles, California, E.U. (enero-mayo, 2012), un segundo periodo en el Museo Nacional de Bellas Artes de Québec/MNBQ, en Canadá (junio-septiembre, 2012), y tendrá como último recinto y culminación, el Museo de Arte Moderno del INBA, siendo una exhibición inusitada por la cantidad de artistas, técnicas, temáticas y procesos creativos vinculados al Surrealismo, así como por la difusión de estas obras, muchas de las cuales son poco conocidas por el público mexicano en general.

Algunos temas de la muestra están planteados en rasgos muy generales, del siguiente modo:

Alicia en el país de las maravillas

La obra de Lewis Carroll, tuvo resonancia entre las surrealistas. Si bien el libro fue concebido como un texto de ficción para niños, las historias han sido aclamadas como el ejemplo más fino de literatura fantástica para adultos.

Las artistas surrealistas exploraron en su obra en paralelismo a este relato: el caos y lo irracional, vinculándolo a sus vidas trastocadas por personas y sucesos. El Surrealismo también ofrecía un camino hacia lo “maravilloso”, estas mujeres audaces y notables cruzaron muchas puertas y desempeñaron muchos roles y actividades, viajando a menudo a lugares distantes para encontrar sus propias voces.

Identidad: Retratos

A diferencia de sus contrapartes masculinos, las mujeres artistas intentaron reconstruir sus identidades mediante la estrategia de la autorrepresentación, lo que les permitió explorar sus cuerpos, sus mentes y sus experiencias de la vida. A través de la estrategia del doblaje, algunos retratos apuntan a potencializar álter egos o personalidades alternas múltiples, así como el uso de la máscara por su poder transformador y de ocultamiento. Otros retratos, hicieron referencia a la ausencia del yo a través de paisajes vacíos u objetos aislados; también, el recurso de las naturalezas muertas, creando estrategias para representar temas difíciles como los roles y problemáticas de género y la sexualidad entre otros.

 Cuerpo y fetiches

El cuerpo se convirtió en lugar de resistencia y energía creativa. El tratamiento de los cuerpos en estas artistas no era erótico: por lo general están vestidas y cuando aparecen desnudas, exploran de manera poética su anatomía y el potencial de concebir vida.

Algunas artistas prestaron más atención a sus cabezas y ojos para revelar su vida interior y sus sueños, crearon escenarios donde el cuerpo se convertía en parte del paisaje o estaba parcialmente escondido o atrapado.

La mujer creativa

Las aportaciones de mujeres en activo, produciendo y trabajando, solían no ser reconocidas  en la vida social todavía a mediados del siglo XX.       Sin embargo, los surrealistas de ambos sexos creían que las mujeres tenían facultades especiales: Las mujeres se retrataban a sí mismas y a otras mujeres como brujas y diosas. Los espacios domésticos se transformaban con frecuencia en laboratorios alquímicos donde se llevaban a cabo rituales mágicos.  Se representaban figuras enigmáticas del tarot que simbolizaban el poder personal y la creatividad. A menudo escogían avatares animales y muchas de las obras revelan viajes personales de transformación y renacimiento espiritual.

Romance y Espacio Doméstico

Temas como afecto, entornos privados y la familia aparecieron repetidamente, en ocasiones de manera humorística, desafiando las costumbres sociales establecidas y los límites de género. Con frecuencia, las mujeres iniciaron sus carreras artísticas como esposas, amantes o amigas de artistas masculinos y produjeron retratos simbólicos en los que usaron las discrepancias para llamar la atención hacia los papeles de género tradicionales.

 Juegos e Innovaciones Técnicas

 Desde el comienzo del movimiento en París, los surrealistas crearon juegos y técnicas innovadoras, que a menudo incluían el azar o el accidente, para expresar las irracionalidades de la vida y el funcionamiento del inconsciente. Si bien las artistas surrealistas de Norteamérica preferían realizar sus proyectos creativos de manera solitaria, en ocasiones usaron estos juegos y técnicas, además de inventar nuevos métodos para expresar sus fantasías y fascinaciones.           

 La Tierra, sujetos locales y mitos

 Las culturas antiguas e indígenas inspiraron a muchas mujeres surrealistas. Los artefactos precolombinos e indioamericanos eran considerados como enlaces directos con el subconsciente y el estado del sueño, que impactaron los amplios territorios de Estados Unidos y México, motivaron a las artistas de estos países y también a las europeas que llegaron a ellos como refugiadas. A través de su marginalización como mujeres y exiliadas, estas artistas sintieron una afinidad con los grupos indígenas vivientes y su investigación sobre otras culturas y la población nativa se convirtió en una búsqueda de su propia raíz. Los mitos y códigos antiguos también proporcionaron un simbolismo importante a muchas artistas.

 Política

La naturaleza radical del surrealismo abarcó tanto la política como la estética. Sin embargo, las mujeres artistas no pretendían convertirse en reformadoras de causas universales. Ocasionalmente representaron los efectos de la Gran Depresión Económica, la pobreza y el capitalismo, así como el creciente militarismo, la Guerra y el desplazamiento de las personas, pero muy pocas veces criticaron esas condiciones. Debido a su carácter documental, la fotografía era el medio utilizado con más frecuencia para estas representaciones.

 del 4 de octubre de 2012  al 13 de enero de 2013

Museo de Arte Moderno
Paseo de la Reforma y Gandhi s/n
Bosque de Chapultepec

Anuncios
comentarios
  1. […] Entérate Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSe el primero en decir que te gusta. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s